¿Autofagia?

¡¡SÍ!! El reciclaje es un proceso tan importante que incluso las células lo saben.

Este mecanismo de reciclaje de contenido celular se denominó AUTOFAGIA, que se traduce como “autocomerse“. Sirve para reciclar orgánulos defectuosos, que ya no funcionan,  proteínas tóxicas o defectuosas que no realizan bien su función.

Incluso, sirve para comerse bacterias y otros patógenos para que no hagan daño a las células.

autofagia celular

¿Qué sucede en las células si la autofagia no funciona correctamente?

Bueno… ¿qué pasa cuando la gente no recicla?…

celula enferma

Destruimos el medio ambiente poco a poco, y en unos pocos años no tendremos agua limpia, ni tierra fértil para cultivar plantas, ni comida… Así que finalmente moriríamos.

En las células, es algo similar. La acumulación de proteínas inútiles y orgánulos dañados puede causar toxicidad celular y muerte. Ésta es una característica del envejecimiento celular.

Sin este proceso vital de limpieza, las células muestran una tasa acelerada de envejecimiento y los mamíferos son más propensos al cáncer, la neurodegeneración y otros trastornos relacionados con la edad.

Pero las plantas no tienen enfermedades neurodegenerativas, ¿qué les sucede?

La autofagia está involucrada en casi todas las fases de la vida vegetal, incluida la germinación, el establecimiento de plántulas, el desarrollo, la reproducción, el metabolismo y la tolerancia al estrés.

Por lo tanto, las plantas con autofagia defectuosas exhiben una fuerte senescencia temprana, vida útil acortada, rendimiento reducido de semillas, crecimiento reproductivo defectuoso y señalización alterada de fitohormonas en condiciones normales de crecimiento. También son hipersensibles a diferentes tensiones como la privación de nutrientes, el estrés oxidativo, la infección por patógenos, la sequía y alta salinidad.

Por lo tanto, las plantas no pueden hacer frente a las adversidades ambientales. Lo que, en términos agrícolas, significa disminución del rendimiento de los cultivos, pérdidas de cosechas y enormes pérdidas económicas.

cosechas malas